BUSCA AMIGOS

MOSTRALE A TUS AMIGAS

jueves, 10 de agosto de 2017

Miguel Ángel Silvestre, de sex symbol español a ícono gay global

El actor triunfó en su país gracias a series como “Sin tetas no hay paraíso” y “Velvet”, pero llegó a la fama internacional por su personaje homosexual en “Sense8”. Hoy es uno de los hombres más deseados del mundo y rompió los moldes de la narrativa sexual en la pantalla chica.

Miguel Ángel Silvestre es el actor fetiche de Hollywood. Con un carisma único y una carrera en ascenso, fue descubierto por la plataforma digital Netflix y hoy brilla en sus tres personajes antagónicos en Sin tetas no hay paraísoSense 8 y Velvet.
Nacido en en Castellón de la Plana (Valencia), a los 35 años su talento superó las barreras internacionales e idiomáticas. Hoy Nómade. Vive prácticamente en los Estados Unidos -en Los Ángeles- y su casa en Madrid.
La actuación llegó como una oportunidad y luego se convirtió en una elección. "En la vida existe el factor suerte pero la pasión es muy importante", resaltó en actor en una entrevista concedida al medio Univisión.
Silvestre soñaba con convertirse en tenista, pero una lesión lo dejó fuera de las canchas. Su tío lo acercó a los escenarios y a los 21 años aceptó un reto actoral y al tiempo descubrió su verdadero amor.
Personajes secundarios, campañas publicitarias como modelo y algún concursos de bellezas, hasta que en 2008 recibió la propuesta para protagonizar la serie Sin Tetas no hay Paraíso. El papel de Rafael Duque, alias "El Duque" un narcotraficante. Inquieto, Silvestre le dio un toque personal al personaje, la voz. Rasposa y ronca.
Desde entonces las ofertas laborales fueron in crescendo, hasta que en 2013 le llegaron los dos roles que lo llevarían a conquistar tierras lejanas. Con su papel secundario en Los Amantes Pasajeros, film de Pedro Almodóvar y la serie Velvet, donde interpreta al galán Don Alberto Márquez.
Con este último enamoró el público argentino con una historia de amor prohibido junto a su compañera de elenco Paula Echevarría. "Si me enamoro de alguien, a ver quién se atreve a decirme que no, tengo a García Lorca en las venas y es algo que no se puede controlar", confesó.
La narración transita en los años 50 en España, en medio de finas telas y vestidos de alta costura de las galerías. El vestuario hace que los espectadores se sumerjan con el tono y llevó a Silvestre a ser elegido como imagen de importantes firmas de sastrería.
En paralelo – antes de terminar de grabar- fue convocado por los hermanos con Wachowski- para convertirse en el ícono gay del momento: Lito Rodríguez, un actor mexicano con una vida paralela que hace lo imposible por esconder su homosexualidad, hasta que ya no pudo más. Su historia ha sido de las que más repercutió en el público rompiendo los moldes de la narrativa sexual. "Sense8 tiene un público global, habla de muchas personas y culturas, llegar a Corea y ver que la gente ha conectado con tu personaje… Lito, debido a esta necesidad que tiene de ser fiel a sí mismo, de tener libertad, conecta con muchas personas. No sólo porque sean o no homosexuales, sino porque hay demasiadas culturas y países en los que no te puedes expresar como realmente deseas", resaltó al medio español El Mundo.
La segunda temporada de la producción de la plataforma digital -estrenada recientemente- generaba gran expectativa. Al igual que su incursión en la tercera de Narcos (aún sin fecha de debut), donde adelantó que será "un chico adoptado por el cartel y enviado a Harvard a estudiar".
Con una amplia proyección internacional ya lo comparan con Javier Bardem, Penélope Cruz y hasta Antonio Banderas. Además de ser un referente de estilo masculino Para los expertos su costado seductor e humanitario es un gran aliado.
Es un aficionado de los deportes como el surf y apoya las acciones ecologistas como la campaña de la ONG Oceana que incentiva la pesca sostenible. "El futuro de la vida sobre la Tierra depende de la salud de los océanos. Apoya conmigo a @OceanaEurope y su lucha para acabar con la sobrepesca", resaltó Silvestre.
fuente: Infobae




Mario Casas: cambio de vida, cambio de representante

Fue hace cosa de año y medio. Mario Casas se encontraba inmerso en el éxito de taquilla de 'Palmeras en la nieve', la película en la que había conocido a la que sería su novia, Berta Vázquez. Sin embargo, aquel fue un amor de poco recorrido. Apenas un año después, en diciembre de 2016, la pareja rompía su noviazgo. Las razones se podrían resumir, tal y como publicó este mismo medio, en una sola razón: los celos de ella. Lo que entonces no se dijo es que, además de romper su relación, Mario Casas también rompió con A6 Cinema, la agencia de representación con la que había trabajado desde hacía varios años y con la que consiguió algunos de sus grandes éxitos cinematográficos. Según ha podido confirmar Vanitatis, desde mediados de 2016 Casas empezó a trabajar con Alexandra Leight internacionalmente (aunque en nuestro país su representante sigue siendo su hermana Sheila), que también guía las carreras de actores como María Botto o Brays Efe. Al parecer, el joven “quería dar un nuevo rumbo a su carrera para dar el gran salto hacia producciones extranjeras”, según han confirmado a Vanitatis fuentes cercanas al intérprete. Quizá por eso, el ídolo aparece en la página web de Leight dentro de la categoría de internacional. La veterana agencia no solo lo representa a él internacionalmente, sino también a su hermano, Óscar Casas, que ha pasado a formar parte de la misma hace apenas unas semanas (en nuestro país lo representa 'Tandem Talent). El cambio de rumbo profesional coincide con el personal tras la ruptura con Vázquez, que supuso un auténtico (y silencioso de cara a los medios) terremoto vital. La pareja llevaba dos años saliendo y se conocieron en el set de rodaje de 'Berta Vázquez
'. Al parecer, la complicidad del protagonista de 'La mula' con la modelo Dalianah Arekion, con la que grabó una campaña promocional para la firma Springfield, fue la que acabó colmando la paciencia de Berta y, sobre todo, la del propio Mario, que fue quien tomó la decisión de romper y dar por finalizadas las constantes discusiones. Vanitatis se puso en contacto con los representantes de ambos actores, pero estos decidieron no hacer declaraciones. "Me habéis llamado todos esta semana, pero, entiéndeme, es su vida privada", aseguraba la de Berta Vázquez a este medio. Uno de los argumentos esgrimidos para justificar la ruptura de esta pareja de cine era el de sus agendas, que los había mantenido separados durante bastante tiempo. Sin embargo, su entorno reconocía que casi siempre encontraban un hueco para poder verse. Fueron las continuas broncas entre ambos las que llevaron a Mario Casas a decidir abandonar el pequeño piso que ambos compartían. Sin embargo, el actor no se ha ido muy lejos de su ex, ya que se ha trasladado al piso de su hermana y representante, Sheila, que vive en el mismo edificio, unas plantas más arriba. La anómala situación de la expareja viviendo casi puerta con puerta se mantiene mientras que él se construye un amplio y lujoso chalet en Las Rozas, al que piensa trasladarse próximamente. Mientras tanto, su círculo más próximo aseguró a este medio que los dos evitaban encontrarse en el portal. En estos momentos, con la relación totalmente finiquitada, el cambio de rumbo de Mario con respecto a su vida y a su carrera se sella gracias a una nueva agencia de representación que, aseguran los más allegados al intérprete, espera contribuir a su consagración como estrella internacional al estilo de Penélope Cruz o Antonio Banderas. El tiempo dirá si lo consiguen o no. fuente:vanitatis.elconfidencial.com

ENCUESTAS